Ilustraciones Surrealistas de la Subcultura Obscura/ Dark Culture

Hexen

Punk, antes y ahora por Joey Ramone

IMG_5401

Introducción de #Hexen Serie #Punk Capítulo 2 (01.02.2018)
Artículo original en Inglés incluido en el Libro Alt-Rock-A-Rama de Scott Schinder. Rolling Stone Press 1996.

Cuando los Ramones comenzaron a mediados de los 70, reaccionábamos en contra de lo hinchado y serio y autocomplaciente que se había vuelto el rock n´roll. Habíamos crecido con una radio TOP 40 en A.M. enamorándonos de Los Beatles, Los Rolling Stones, The Who, Little Richard y Buddy Holly y después nos enganchamos con The Stooges, MC5, The New York Dolls, Slade, T Rex, Bowie y Mott the Hoople.
Para nosotros el rock n’ roll era mágico, emocional y real. Era liberador e inspiracional para nosotros.
Pero para mediados de los 70 todo en la música era sobre Emerson Lake and Palmer y Rock Corporativo (…) No quedaba espíritu, ni chispa, ni reto, ni diversión y muchos artistas se habían vuelto tan llenos de si mismos. Simplemente ya no escuchábamos música que nos gustara, así que jalamos todo para abajo y le regresamos la pasión, energía y emoción que le faltaba a la música que escuchábamos por ese tiempo.
Cuando los Ramones empezaron, no llamábamos a lo que tocábamos PUNK ROCK. Sólo sabíamos que estábamos tocando una nueva forma emocionante de rock n’ roll y eventualmente los medios nos etiquetaron como punk. Empezamos tocando en el CBGB en Nueva York y en 1976 fuimos a Londres para tocar en lugares de 3mil personas, tal parece que todo el que fue a vernos empezaría un grupo. Creo que volteamos su mundo de cabeza aunque no fuera esa nuestra intensión, sólo intentábamos hacer la música que nos emocionara a nosotros. Y desde entonces creo que nos hemos mantenido fieles a nuestra idea original y hemos continuado haciendo música que encontramos inspiradora.
En los últimos años, el subterráneo se ha vuelto mainstream (corriente principal) y grupos como Metallica y los Red Hot Chilli Peppers y Nirvana y Green Day y Offspring han tomado la actitud con la que nosotros iniciamos y le han sumado su propia individualidad y sentido único. Es lindo cuando estas bandas salen y dicen que Los Ramones han sido su inspiración.
Creo que es una época saludable para la música en America hoy por hoy, porque hay gente que está vendiendo mucho discos de música que es creativa y original. Tal parece que la juventud está acargo nuevamente, y no un puñado de viejos dictando el gusto de la gente y eso es bueno para el rock n roll. Para mi, el punk es ser individual, poder ir en contra de el resto levantándote y diciendo Este es quien soy. Para mi John Lennon, Elvis Presley fueron punks porque hicieron música que evocó emociones en la gente. Mientras haya gente que haga música que provoque eso, el punk rock estará vivo y saludable.

Joey Ramone. 1995

Advertisements

Nuevo Video de Laibach: Vor Sonnen-Aufgang

New Laibach Video: Vor Sonnen Aufgang
Taken from its latest album Also spracht Zarathustra

Track incluído en su más reciente álbum Also spracht Zarathustra (14.07.2017)


Locura y Arte: Mujeres (Programa Temático)

#Hexen 22.06.2017 : Programa Temático: Locura y Arte Parte III: Mujeres

Libro: Locura y Arte: Adrián Sapetti
Editorial Lea. Buenos Aires 2011
Capítulo: Locas de Amor
Playlist: https://clauzzen.org/hexen/playlists/
Introducción: https://clauzzen.org/hexen/introducciones/

Lecturas:  Fragmentos de lo leído en Hexen

Sylvia Plath: La Mujer está terminada

plath_sylvia

La de Sylvia Plath fue una vida corta y trágica. Había nacido el 27 de Octubre de 1932 en Boston, Estados Unidos. Era una joven rubia, muy bella, hija de un descendiente de alemanes. Consideraba a su padre un tiránico, un opresor de quien sentía que no podía liberarse, a pesar de que fallece cuando ella tiene nuevo años.
La muerte del padre marca a la niña a lo largo de su vida. Se le mezclan sentimientos de odio por el abandono y la opresión, a la vez que una identificación con el padre en el anhelo de seguir sus pasos: morir y abandonar a sus hijos, por lo cual algunos la comparan con Medea.
Hay algo en sus escritos que nos da miedo, sobre ellos se cierne un sentimiento macabro de fascinación con lo fanático y el suicidio, algo que nos deprime y sacude.
Se vislumbra un afán de venganza con la figura paterna, a la cual de manera ambivalente execra y extraña, revivido en el penoso lugar que tienen los varones en su obra y en el rencor hacia el amante que la deja y al que quiere lastimar con su autodestrucción. Su vida es un aviso permanente de la muerte que va anunciando en sus poemas.
Cuando tenía 20 años Sylvia robó somníferos, se escondió en un rincón oscuro del sótano y se encerró en un armario. Se tragó el frasco entero. La encontraron de casualidad. La internaron en una clínica psiquiátrica y le hicieron un tratamiento de electroshocks, procedimiento que se repetiría en otra oportunidad.
En la madrugada del 11 de Febrero de 1963, poco después de escribir “Filo”, en su casa de Londres, subió al cuarto de sus hijos y les dejó pan con manteca y leche, antes de que llegara la niñera. Bajó a la cocina, selló con paños la puerta y la ventana, abrió el horno, metió la cabeza dentro y giró la llave de gas. Tenía 30 años. Había dejado una nota diciendo: Por favor llamen al médico. Era un acto incongruente e inexplicable ante la irrevocable decisión final. Su trágico destino no termina allí: su hijo Nicholas también se suicida a los 47 años.

Alejandra Pizarnick: El ángel petrificado. 

Alejandra

Nació con otro nombre, Flora, en Buenos Aires, el 29 de Abril de 1936, en el seno de una familia de inmigrantes rusos. Desde joven tuvo problemas con su aspecto físico y padeció trastornos de alimentación, por lo que comienza a tomar anorexígenos. También padece insomnio, acné y asma. En contraposición, tiene una hermana bonita y atractiva con la cual no puede competir ante los ojos de su madre. Se refugia en la lectura y se aísla. Además tartamudea.
Se inscribe en la carrera de Filosofía. Intenta mitigar su depresión analizándose con León Ostrov, de quien, según algunos, se enamoró.
Viaja a París, donde permanece desde 1960 a 1964. Allí conoce a Julio Cortázar, con quien la ligará una duradera amistad. Durante esos años lee y traduce a Rimbaud, Baudelaire, Lautremont, Breton y el surrealismo.
En sus “Diarios”, alude abiertamente a su bisexualidad, su lesbianismo, sus fantasías incestuosas y masoquistas, a sus orgasmos, las alusiones a supuestos abusos y violaciones.
Siempre vivió angustiada por el miedo a enloquecer.
El 25 de septiembre de 1972, mientras pasaba un fin de semana fuera del Servicio de Psiquiatría del Hospital Pirovano donde estaba internada por una depresión mayor, Alejandra se fue a su departamento y se tomó una sobredosis de barbitúricos.

Virgina Woolf: Bendita Soledad

Virginia_Woolf

Adeline Virginia Stephen nace el 25 de enero de 1882 en Kensington, Londres. Cuando fallece su madre tiene 13 años y padece su primera depresión. Psicoanalistas y biógrafos refieren  que sus hermanastros Gerald y George abusaron sexualmente de ella durante su infancia y adolescencia. Repetidas crisis la llevan a intentar suicidarse dos veces: La primera se tira de una ventana demasiado baja, la segunda, entra en coma a causa de la ingestión de barbitúricos.
Continúan sus crisis depresivas y hay quienes sostienen que las irrupciones de los delirios en los que pierde la conciencia de realidad y de situación, coinciden con los momentos en los que termina de escribir alguna de sus novelas.
Forma parte del célebre Grupo de Bloomsbury, que reúne escritores, pintores, economistas, ensayistas y críticos. Además, se convierte en una de las pioneras del feminismo.
El día 28 por la mañana (Marzo 1941), a los cincuenta y nueva años, aquejada calvez de una enfermedad bipolar, se suicida, cargando sus bolsillos de piedras, tirándose en el río Ouse, cerca de su casa de Sussex. Antes había escrito una carta de despedida a su marido.
Cuando perciben que no vuelve a la casa salen en su búsqueda. Quince días después, unos chicos ven el cuerpo flotando en el río Ouse, cubierto con un abrigo; en sus bolsillos, aún quedan algunas piedras como símbolo del peso que en la vida había tenido que soportar la gran Virginia Woolf.